La gente feliz lee y toma café. Agnès Martin-Lugand

 

 

 

portada-gente-feliz-lee-toma-cafe“El primer fenómeno de autoedición francesa ya arrasa en papel… De aroma literario similar al de Anna Gavalda su historia te hará soñar”. Elle

 

“Una novela conmovedora. Un libro que se lee de una sentada y deja huella en nuestro corazón. Una buena lección vital”. Femme Magazine

 

Después de recibir numerosas negativas de editoriales francesas, Agnès Martin-Lugard decidió autoeditar su novela en Amazon en diciembre de 2012, alcanzo rápidamente los primeros puestos con su novela. Ha sido el primer caso de autoedición contratado por una importante editorial francesa. Los derechos se han vendido a más de 18 países y ya se está preparando su adaptación al cine.

 

Esta novela, con un estilo muy de moda últimamente entre los autores franceses, nos cuenta una historia que arranca con un drama al estilo de La delicadeza de David Foenkinos. La heroína de esta historia consigue superar el peor momento de su vida: tras la muerte de su marido y su hija en un accidente, Diana lleva encerrada en su casa un año incapaz de retomar las riendas de su vida. Felix, su fiel amigo gay y socio de su café literario La gente feliz lee y toma café es lo único que la une al mundo real. Finalmente, decide empezar de nuevo alejándose de todo y se refugia en un pueblo pedido de Irlanda donde sus habitantes conseguirán que las cosas empiecen a cambiar para ella, sobre todo su vecino, el huraño y difícil Edward que provocará en ella todo tipo de sentimientos desde la rabia y el odio, hasta la atracción.

Con un arranque bueno en la parte más dramática de la historia, la novela baja bastante  su interés en la segunda parte. Se trata de una regular primera novela de esta autora francesa que además cae en el error de unos personajes estereotipados que le restan fuerza a la novela.

MALOROMAN_1307281069.jpgEl argumento de esta novela parecía prometedor, pero la historia se queda en  algo realmente muy superficial, con un desenlace muy rápido y poca profundización en los sentimientos y caracteres de sus personajes, que llegan a ser realmente estereotipados. El personaje de Diane pierde credibilidad según avanza la historia y su relación con Edward  no aporta nada a la trama. Es una pena que no se explote más el café literario que regenta con su socio Felix y que  se llama como el título de la novela, en el que no entra en toda la historia, solo al final. De aquí se podría haber sacado mucho más jugo a la historia, seguro.

Se trata de un libro  sin más complicaciones del que no debes esperar mucho. No se puede comparar con

La delicadeza de David Foenkinos, ni de lejos. Como lectura para pasar el rato sin más.  A veces las campañas de marketing no tienen sentido, como en ese caso y no entiendo todas las críticas excelentes que ha cosechado este libro número 1 enAmazon. Un título atractivo para una novela que no dice nada al final. Una lástima porque los autores franceses están dando novelas muy buenas, pero está no lo es. Muy flojita.

 

Alfaguara

Febrero 2014

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: