La mujer que vivió un año en la cama. Sue Townsend

 

lamujer_que_vivio_un_a_o_en_la_camaHay libros que parecen haberse escrito para un momento determinado de tu vida y para un perfil de lector muy particular:  Si estás casada, tienes hijos en edad universitaria, trabajas fuera de casa y además te ocupas de tu hogar, este es un libro con  el que es muy posible que te siente “divertidamente” identificada. Su autora, Sue Townsend,  se considera como una de las mejores escritoras anglosajonas y  ya hizo reír  a toda Inglaterra hace treinta años con El diario de Adrian Mole. Decidí leerme esta novela porque el título me pareció muy divertido y  hacía tiempo que me intrigaba saber que historia había detrás de un título así, además me apetecía leer algo que me hiciera reír como promete la contraportada:

 

“Una novela perfecta para los tiempos que vivimos: hace reír, hace pensar”

 

Muy al estilo anglosajón, con un humor muy satírico y agudo, las páginas esta novela  delirante te desvelan qué sucede cuándo  alguien deja de ser lo que los demás esperan sin previo aviso. Cómo afecta a la vida de los demás que una mujer, esposa, madre de familia y cercana a los cincuenta decida parar en seco y meterse en la cama a ver qué hacen los demás sin ella. Así de simple. No hay otro motivo que el de la gota que una día colma el vaso y así, de golpe, sin estar enferma o deprimida o loca, Eva  toma la decisión de meterse en la cama y dejar que el mundo siga y que los demás asuman sus funciones, aunque les pese.

 

El argumento del libro: “El día en que sus hijos, unos mellizos superdotados, se marchan a la universidad, Eva cruza la puerta de su casa y se mete en la cama en pleno día. No está enferma. No está cansada. Y desde luego, no tiene una aventura. Simplemente, ha llegado el momento de decir basta”

sue townsendSeguro que más de una mujer soñaría con hacer este simple gesto de meterse en la cama y dejarlo todo en manos de los demás, aunque quizá no por un  año… ¿o no? No preocuparte de hacer la comida, dejar que te cuiden, no tener que pensar en nada, vaciar tu habitación de todo elemento innecesario…solo las paredes blancas…etc… Eva, la protagonista de tan singular historia, se transforma  sin buscarlo en una heroína muy particular con su decisión.  Entiendo que para contar una historia así es necesaria la exageración, la caricatura y la ironía que la autora desliza en cada capítulo de esta loca y divertida historia.

 

El capítulo 21 que empieza con la siguiente pregunta de Brian, su marido “¿Qué vamos a hacer por Navidad?” refiriéndose a la cena, a lo que Eva le contesta “Yo no voy a hacer nada” y acto seguido le desmenuza a su marido a lo largo  de todo el capítulo todo lo que ella hizo las navidades pasadas y de lo que ahora tendrá que ocuparse él…. ¡Increíble pero cierto! Muy divertido, brillante exposición,  auténtico….y por supuesto Eva deja a su marido con los pelos de punta ante lo que le espera!. Esta es la respuesta del marido preso del pánico al final de la enumeración de Eva “ Cómo es posible que una persona pueda con todo esto?”

¡Animaros a leeros este libro, pasaréis un buen rato

 

Espasa narrativa

2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: