Los recuerdos. David Foenkinos

Los recuerdos“Los recuerdos son  una especie de  punto de llegada; y tal vez sean lo único que nos pertenece de verdad”

Marcello Mastroianni

Después de haber disfrutado de la sensible escritura y las emociones de La delicadeza, vuelvo a encontrarme con Foenkinos en su último libro, Los recuerdos. La sensación al ir leyendo este libro es de sentirme arropada por las palabras. La historia en sí, el qué, no es tan importante como el cómo, la manera de contar y narrar pequeños sucesos cotidianos de una manera tan evocadora y sensible. Tan cercana e inmediata. Foenkinos es elocuente en sus emociones y a mí me parece que debe ser el acompañante perfecto para irte a tomar un café con él y hablar de la vida, tal y como lo hace en sus novelas, sin complicación, sin rodeos. Sus novelas hablan de la vida y su escritura transmite una emoción  sincera, directa, simple y delicada. He disfrutado mucho con esta novela de una sencillez apabullante.

Los recuerdos de un joven aspirante a escritor que trabaja de conserje de noche en un hotel de París desencadenan esta pequeña y emocionante historia de búsquedas y huidas, encuentros y desencuentros, descubrimientos y pérdidas, ambiciones y decepciones.

A raíz de la muerte de su abuelo, el protagonista de esta novela se da cuenta de todo lo que ya no compartirá con él y decide aprovechar más el tiempo con su abuela que un día decide fugarse. Nuestro protagonista se embarca  entonces en un viaje para encontrarla que además le descubrirá muchas cosas sobre sí mismo y le deparará sorpresas que cambiarán su vida. Pasado y presente forman el hilo narrativo de esta emotiva historia en la que los recuerdos de personajes reales y de ficción se entremezclan e interrumpen la acción de la novela recreando temas como la vejez, el abandono, el matrimonio, la pareja, el amor, la seducción, el trabajo, los sueños, el porvenir, los hombres, las mujeres, la familia…Este aspirante a escritor descubre a través de sus recuerdos el camino que no encontraba como escritor y  el hecho de recordar será lo que le ayudará a desbloquearse para empezar a escribir esta misma historia que nos ha ido narrando desde la muerte de su abuelo hasta que él mismo recuerda el día que algo se desbloqueó dentro de él gracias a haber “acumulado la melancolía necesaria para escribir… todo llegó a mi mente, en orden, y recuerdo haber pensado: es el momento” . Me queda la duda de si estos son realmente los recuerdos de Foenkinos y qué hay de ficción y de realidad en esta preciosa novela.

david_foenkinosOs paso algunas citas de la novela que me han gustado:

“Hay que encontrar buenos pretextos para poner fin a una ambición, porque así uno puede evitar decirse “no soy capaz”.

“A veces ocurre que una persona que no tiene nada que ver con nosotros, se vuelve de repente decisiva en nuestra vida”

“Cuánta elegancia hay en los primeros momentos de la seducción”

Seix Barral. 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: