Divas rebeldes. Cristina Morató

Tengo que agradecer a Tere Mollá, una de las visitantes más activas de este blog, que me aconsejara leer este estupendo libro de biografías de Divas Rebeldes. He disfrutado mucho con su lectura y he descubierto a unas mujeres apasionantes de la mano de Cristina Moráto que narra la vida de siete fascinantes divas del siglo XX que influyeron en la sociedad, cada una a su manera y con el peculiar estilo que caracterizó a cada una: María Callas, Coco Chanel, Wallis Simpson, Eva Perón, Barbara Hutton, Audrey Hepburn y Jackie Kennedy.

Comenta Cristina Morató a  propósito de las protagonistas de su libro: “Detrás de las divas rutilantes hay unas mujeres curiosamente solitarias, vulnerables, acomplejadas por su físico, que se creían patitos feos y ese es el aspecto que a mí, como periodista más me ha interesado mostrar.”

Las siete biografías son amenas, muy interesantes y nos descubren el lado más humano  de estas mujeres y unas vidas en las que la tragedia, el abandono, la guerra, la pobreza, la soledad, los divorcios y los éxitos forjaron el carácter de estas Divas del siglo XX. Convertidas en iconos de su época, fueron amadas, imitadas, odiadas, criticadas, perseguidas y elogiadas sin dejar a nadie indiferente.

La frase de María Callas que abre el libro, resume muy bien cómo eran estas siete mujeres: “Una diva, además de cantar e interpretar, tiene que ser una diosa en la vida cotidiana” .

Y así era ellas y así lo resume Cristina Morato en los títulos de cada biografía en las que ha seleccionado una descriptiva cita de cada una de ellas para empezar cada historia:

María Callas, morir por amor: “Soy muy tímida. Nunca me atrevo a mostrar lo que siento por la gente. Me toman por una diva orgullosa e indiferente. Y entonces aún me encierro más en mí misma” , “Ignoraba qué era el amor hasta que conocí a Onassis”

Coco Chanel, el triunfo de la voluntad: “La soledad ha formado mi carácter, que es malo; endurecido mi corazón, que es orgulloso y mi cuerpo que es resistente”, “Siempre quitar, nunca añadir”.

Wallis Simpson, la reina sin corona: “No tienen ni idea de lo difícil y agotador que es representar toda una vida una gran amor”.

Eva Perón, entre el poder y la gloria: “Creo que en Dios y lo adoro, y creo en Perón y lo adoro. Dios me dio la vida un día, Perón me la da todos los días”; “Mira, a mí me quieren ver hermosa. Los pobres no quieren que los proteja una persona vieja y desaliñada. Todos sueñan conmigo y no quiero defraudarlos”.

Barbara Hutton, la heredera de la triste mirada: “Nadie me amará nunca. Por mi dinero sí pero no por mí misma. Estoy condenada a la soledad”.

Audrey Hepburn, fiel a sí misma:  “Llegué a esta profesión por casualidad. Era una desconocida, insegura, inexperta y flacucha. Trabajé muy duro, eso lo reconozco, pero sigo sin entender cómo pasó todo”; “La vida me ha dado mucho más de lo que nunca he soñado. No hubo grandes decepciones o esperanzas que no saliesen bien; no esperaba mucho y por eso soy la mujer menos amargada que conozco”.

Jackie Kennedy, una mujer herida: “Tengo la impresión de que me he convertido en propiedad pública. Es terrible perder el anonimato a los treinta y un años”.Tras el revuelo que la prensa creó entorno a ella durante un viaje a Europa con su marido, John Kennedy comenzó un discurso en París diciendo: “Creo que debo presentarme: soy el hombre  que ha acompañado a Jackie Kennedy a París”.

La periodista comenta que lo que más le interesó fue investigar el lado más humano de unas mujeres que hoy en día todavía son auténticos iconos del glamour, de la elegancia y que sin embargo, tras leer sus biografías y memorias ha descubierto que eran mujeres “de carne y hueso” que  vivieron grandes fracasos, sobre todo en sus matrimonios. Lo que destaca Morató en estas biografías es la influencia que una infancia traumática tuvo en todas estas mujeres, que tuvieron infancias marcadas por el abandono, la muerte, el hambre y una enorme soledad, lo que sin duda alguna las llevó a convertirse en los que fueron: grandes divas del siglo XX. Personalmente me han emocionado las biografías de Coco Chanel, Audrey Hepburn y Evita por el carácter luchador y de sobrevivientes de las tres. La de Wallis Simpson me ha impresionado mucho en la medida que supuso un giro en la historia de Europa con la abdicación de Eduardo VIII, lo que convirtió a la Sra. Simpson en “La mayor enemiga de la monarquía, la bruja americana que sacó la peor parte de Edward”, aunque lo cierto es que  libró a Inglaterra de tener un monarca filonazi. La historia de Barbara Hutton impacta porque demuestra lo infeliz que puede ser alguien que tuvo tanto y que nunca supo cómo ser feliz. Jackie Kennedy me impresionó porque supo imponer su estilo y su personalidad apoyando a su marido, recreando “su propio Versailles en La Casa Blanca”.

Un libro para disfrutarlo de verdad.

DeBolsillo.  Abril 2012

Anuncios

Una respuesta

  1. Ana, a tu minucioso y excelente comentario sólo añadir que Cristina Morató es periodista, fotógrafa, escritora y ha recorrido el mundo como reportera. Ha recopilado la biografía de mujeres que emprendieron largos viajes a tierras deconocidas para dar a conocer la versión femenina de la aventura de viajar. Autora de obras como “Viajeras intrépidas y aventureras”; ” Cautiva en Arabia”, “Grandes viajeras por los paises árabes” y “Las Reinas de África”. Damas que se adelantaron a su tiempo. Todos sus libros son recomendables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: