La muerte llega a Pemberley. P. D. James

P. D. James, una de las grandes damas del crimen, a sus casi 92 años  y tras una veintena de novelas protagonizadas por el comisario Dalgliesh de Scotland Yard, se atreve a retomar con La muerte llega a Pemberley, el final de Orgullo y prejuicio de Jane Austen, un reto y una apuesta atrevida por su parte. Recupera a todos los inolvidables personajes de esta novela cuando en 1803 Elizabeth y Darcy, seis años después de su boda  y ya padres de dos hijos,  se ven sorprendidos por un crimen  en los alrededores de  Pemberley , su impresionante propiedad victoriana, mientras preparan el baile que inaugura la temporada de otoño, obligando a suspender todos los actos sociales que se tenían programados y a reorganizar sus vidas en torno a este crimen y al juicio que podría cambiar sus vidas.

P.D. James ha declarado a propósito de esta novela:

“Debo una disculpa a la sombra de Jane Austen por implicar a su querida Elizabeth en la trama de una investigación por asesinato”.

Por un lado reconozco el esfuerzo que,  con un grandísimo respeto, ha hecho la escritora en conseguir acercarse de una manera tan adecuada y acertada al lenguaje y al estilo de Jane Austen y a su manera de describir las situaciones cotidianas con gran detalle y minuciosidad, así como a sus personajes de una manera irónica y aguda. P. D. James ha sabido recrear perfectamente y con gran maestría el ambiente de Pemberley con una escritura tan refinada y bella como la de  Jane Austen, evocativa, minuciosa y detallista en una historia descrita de una manera acogedora y envolvente.

Pero, personalmente le encuentro algunos “peros” a la historia. Encuentro que la trama del asesinato y el misterio son flojos y  personalmente no me ha enganchado, pero he seguido el juicio con curiosidad porque está muy bien narrado. Teniendo en cuenta que la autora de esta novela de misterio es quien es, me hubiera esperado un trama más inquietante.

Hay otro aspecto, y es que me ha costado reencontrarme con Elizabeth y Darcy porque son dos personajes que me encantan y a los que casi no reconozco en la novela de P. D. James. Me da la sensación de que han cambiado mucho y que sobre todo Elizabeth a perdido la frescura que tenía en “Orgullo y prejuicio”, aunque quizá sea el paso de los años….Aunque reconozco que el haber visto la película y la magnífica serie de la BBC hayan marcado la idea que tengo de los personajes de Jane Austen, por lo que esperaba que en esta novela sus personajes fueran casi “cinematográficos” y quizá esto sea un error por mi parte. Otra buena película sobre Jane Austen es La joven Jane Austen  y para terminar con  otra adaptación literaria, aunque no la he leído, seguro que puede ser muy interesantepara quien le guste este tipo de literatura con aires “gore”, Orgullo y prejuicico zombies, ahí queda la propuesta…

Está también la cuestión de que esta va a ser una lectura muy diferente, lógicamente, para aquellos lectores que ya estén familiarizados con la historia de “Orgullo y prejuicio”  y para aquellos lectores que no la conozcan, y el resultado de la lectura será muy diferente para unos y para otros. Desde este blog recomiendo tanto la película como la magnífica serie de la BBC, ambas estupendas adaptaciones. Recomiendo una original adaptación que descubrí el año pasado, Persiguiendo a Jane Austen, una ingeniosa reinvención de Orgullo y prejuicio en la cual  la verdadera historia ocurre cuando una moderna heroína  se encuentra en el lugar y en la época de Elizabeth Bennet  cuando, desilusionada de su vida en Londres, descubre a Elizabeth en su baño, sin saber cómo. Pronto se encuentra a sí misma suplantando a Elizabeth en el mundo ficticio “real” de Orgullo y prejuicio.

Estoy segura de que muchos lectores sensibles disfrutarán con esta hazaña narrativa de P. D. James y que otros  quizá  encuentren algo a faltar. Felicito a su autora por este excelente, atrevido  y respetuoso ejercicio literario que seguro habría aprobado Jane Austen.

Editorial Bruguera. 2011

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy bueno el comentario, Ana, de acuerdo en todo: observo la sublimación que de los personajes hace la gran pantalla y el esfuerzo de P.D. James por adaptar su estilo a la manera de Jane Austen.
    Novela de un tiempo sin prisas, sus protagonistas viven un mundo estático y lleno de limitaciones sociales, en el que parece que apenas pasan cosas, más allá del ambiente de las tres o cuatro familias elegidas. ¡Quén diría que en Europa se están librando las Guerras Napoleónicas!.
    A contracorriente de la moda sentimental de aquel momento Jane Austen se opone a la Novela Romántica que representa Walter Scott.
    Virginia Wolf nos da la clave del valor de Austen al decir que es un arte sencillo pero elaborado con una gran minuciosidad, como el de Proust, añade en tono feminista que es la única escritora que no intenta escribir como un hombre.
    He sido lectora de Jane Austen en otra época en la que el tiempo se detenía y no había prisas, en estos momentos estoy encantada con sus películas. También la obra de P.D James se ha llevado a televisión: “Muerte en el seminario”, y una película sobre su novela “Hijos de Hombres” que es un thriller del futuro, ambas muy recomendables.

    1. Tere, gracias por tus magníficas referencias literarias. Aportan mucho valor a la lectura de esta novela. Es importante, como señalas, la perspectiva de un tiempo más lento y unas vidas más estáticas que P. D. James ha capturado y transmitido muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: